Soneto a Elvira

Siento mi ser estremecer de ilusión;

en mi corazón infinita dulzura;

porque diste luz, a mi vida oscura;

y mi pecho lo encendiste de pasión.

 

Postrado y rezando con gran devoción;

doy gracias, al cielo por tu hermosura;

y a Ti, que conservas el alma pura;

por mostrarme la tan inmácula prisión.

 

No me dejes, pues sin tu cariño muero;

y el amor que tu cuerpo me inspira;

te juro que aumentará cada día.

 

Beber la dulce miel de tu boca quiero;

y con gran ansiedad amada Elvira;

anhelo el momento que seas mía.

 

 

Deixa un comentari

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per facilitar al usuari una més gran operativitat. Si segueix navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació dels cookies i de la nostre política de cookies, Click a l'enllaç per a una informació addicional.

ACEPTAR
Aviso de cookies